Health

Qué Hacer y Qué No Hacer Para Tener Una Buena Experiencia de Trabajo en Casa


Trabajar desde casa tiene sus ventajas y desventajas. Podríamos sentir que nos faltan la compañía de nuestros colegas, el suministro ilimitado de libretas y, probablemente, la comodidad del escritorio de la oficina.

La ergonomía es “la ciencia del trabajo,” y estudia cómo optimizar nuestro bienestar mientras trabajamos.

Para quienes trabajan desde un escritorio, las principales preocupaciones al trabajar desde casa son cómo nos sentamos frente a la computadora y con cuánta frecuencia nos movemos.

“Cuando te sientas, debes tener la espalda bien apoyada en el respaldo de la silla, las plantas de los pies pegadas al suelo, las rodillas apenas sobre el nivel de la cadera, los codos relajados al costado del cuerpo y la parte superior de la pantalla al nivel de los ojos,” explica el Dr. RJ Burr, D.C., M.D.T. certificado, C.S.C.S.

“Cuando no diseñas un espacio completo y ergonómico, terminas adaptándote a la estación de trabajo, y debería ser a la inversa,” explica Burr.

Y no es necesario invertir demasiado dinero para armar una oficina ergonómica.

“Con solo agregar una toalla enrollada y algunas cajas, puedes cambiarlo todo,” afirma Burr.

QUÉ HACER: mejorar el asiento con una base firme

¿Te sientas en una silla rígida del comedor?

“Si no tienes una silla ajustable de oficina, usa una almohada, un almohadón o algunas toallas dobladas para subir la altura del cuerpo, para que los hombros queden a 90º y los antebrazos queden paralelos al suelo,” sugiere el Dr. Dylann Craig Germann, P.T., D.P.T.

QUÉ NO HACER: recostarse en el sillón con la laptop

“Intenta no usar la laptop en el sillón. Aunque lo veamos en muchas fotos, no le hace bien al cuerpo,” explica Burr.

Por lo general, los sillones no tienen un apoyo firme.

Además, cuando trabajas con la laptop en el regazo, miras hacia abajo y te encorvas para usar el teclado pequeño. Hundirte y encorvarte no le hacen nada bien a la espalda.

Woman using laptop on couch.

QUÉ HACER: levantar el monitor con una caja de zapatos o una pila de libros

“Deberías tener los ojos alineados con la parte superior del monitor,” afirma Germann. “Puedes usar libros o una caja de zapatos para levantar la altura del monitor, para que puedas ver la pantalla sin tensar el cuello ni mirar hacia abajo.”

¿Trabajas en la laptop con un segundo monitor? Eleva la altura de la laptop con libros o cajas y conéctala a un teclado externo.

QUÉ NO HACER: sentarse demasiado cerca de la pantalla

“Si estiras los brazos por completo hacia el frente, el monitor debería estar a la distancia de las puntas de los dedos,” explica Germann.

“Colocar el monitor demasiado cerca o demasiado lejos puede generar malestar en el cuello y los hombros, y causar fatiga visual y dolores de cabeza,” agrega.

QUÉ HACER: enrolla una toalla para apoyar la espalda

“Cuando tenemos el apoyo lumbar adecuado al sentarnos, los hombros y el cuello adoptan la posición ideal de forma automática, al igual que la espalda baja,” dice Burr.

QUÉ NO HACER: levantar o bajar los brazos para teclear

“Puedes imitar fácilmente la bandeja deslizable de un escritorio ergonómico con algunas cajas de distintos tamaños,” comenta Burr.

Si usas una laptop, agrega un teclado y un mouse externos para completar la estación de trabajo. ¡Es una gran oportunidad para reutilizar las cajas de los envíos!

QUÉ HACER: arma un reposapiés casero

“Tienes que tener las plantas de los pies completamente apoyadas en el suelo,” dice Germann. “De ser necesario, usa una caja, un taburete o una pila de libros para colocar los pies en la postura correcta.”

De hecho, puedes usar cualquier cosa que ayude a que las plantas de los pies queden bien apoyadas, como algunos bloques para yoga.

Man stretching while working from home

QUÉ NO HACER: pasar todo el día en la silla

“Es importante levantarse de la silla y hacer pequeños descansos, por ejemplo, para buscar agua o hacer algunos estiramientos,” dice Burr.

QUÉ HACER: usa un librero o encimera para trabajar de pie

“Si prefieres trabajar de pie, puedes usar la encimera de la cocina,” sugiere Germann. En realidad, puedes aprovechar cualquier superficie alta que te permita colocar y usar la computadora con comodidad, como un librero.

Las investigaciones demuestran que trabajar de pie puede ayudar a reducir el dolor en la espalda baja ¡e incluso a quemar más calorías!

QUÉ NO HACER: tener refrigerios saludables en el escritorio

“En la oficina, solías levantarte y caminar hacia la sala de reuniones, la impresora y, por supuesto, la máquina de café, comenta Burr.

Cuando trabajas desde casa, es más probable que pases muchas horas sin moverte. Por eso, levantarte para comer algo es un buen motivo para salir de la silla.

Hay muchas formas de aprovechar lo que ya tienes para mejorar tu estación de trabajo, tu postura y tu salud. ¡No esperes más y libera tu creatividad!



Source: BeachBodyOnDemand.com

Show More

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

ajax-loader
Close